Ivhan Ramadán: Nos presenta su nuevo disco «Crepúsculo».

Escrito por | Destacados, Eventos, Trending

Desde Perú, el maestro Ivhan Ramadán, nos cuenta sobre el lanzamiento de su nuevo trabajo discográfico «Crepúsculo» que ya está disponible en plataformas digitales como también en formato físico.

Un gran disco, que además de fusiones, trae una gran variedad de estilos.

Maestro, cuéntenos lo nuevo de este hermoso proyecto que está presentando en diferentes plataformas digitales.
La propuesta musical que traigo para la comunidad del bellydance contiene un aporte de innovación mediante un nuevo tipo de fusión, en el cual combino parte de la música tradicional de mi país Perú con rítmica e  instrumentalización árabe, dando como resultado una propuesta de 3 canciones fusión Peruano Árabe que no había sido explorado aún. Conjuntamente con este aporte, 8 canciones adicionales completan el disco, en las cuales transmito las influencias musicales que me han formado, ya que mi formación académica se da en el conservatorio de música y mi ejercicio profesional en la música latina,, lo que me permite tener un estilo de composición muy particular en la música para Bellydance. Y no contento con estas 11 canciones que forman el disco, tuve la iniciativa adicional de retar mi creatividad con un bonus track, desarrollando la versión en salsa de la canción que da título al disco. 

Sabemos que, además de la música, usted es un gran arquitecto. ¿Como llega la música árabe a su vida?
Mi formación profesional como arquitecto me ha permitido siempre diseñar planos, diseñar espacios, y de una manera sentía que esta forma de diseño la podía sentir al momento que diseñaba y componía canciones. Es así que cuando decido iniciar mi carrera musical individual, las composiciones que diseñaba con mi propia metodología tenían ya una inclinación muy natural hacia la música árabe, algo de lo que no me había dado cuenta en esos momentos. Es así que la anécdota que me lleva hacia la comunidad del bellydance se da cuando yo salía de visitar un cliente para el cual estaba diseñando una vivienda y observando que había cerca una escuela de baile, decido entrar para mostrar las canciones que yo componía y de alguna manera tener una segunda opinión de parte de profesionales en el baile. Para mi sorpresa la escuela enseñaba bellydance y danza árabe, y la profesora que dirigia la escuela se dio cuenta que mis composiciones podían ser coreografiadas por lo que es ahí cuando se abre para mí una enorme puerta hacia un mundo musical nuevo y muy diferente al que estaba acostumbrado, lo cual me encantó y decidí apostar por este tipo de música. 

Cuéntenos acerca de la escena actual del bellydance en Perú.
Desde que el bellydance empezó a tener mayor auge en mi país han transcurrido ya casi unos 20 años, tiempo en el cual la comunidad ha crecido bastante en relación a las personas que bailan, y aún hay mucho trabajo por empujar para que de esa misma manera se puede involucrar a muchos músicos talentosos que gusten de este tipo de música. Este panorama fue una de las variables que me animó a quedarme y apostar por este género musical que tiene muchísimo potencial y brinda mucha libertad creativa. Conociendo que existen otros países que vienen trabajando y exportando esta cultura musical por más de 30 o 40 años, veo que todavía queda mucho trabajo por hacer para conseguir un mayor nivel del que ya hemos alcanzado. 

El maestro Ivhan Ramadán, músico y arquitecto


Cómo ve la producción musical mundial. ¿Consume material de algunos compositores?
Siempre trato de buscar y escuchar nuevos artistas, tanto del bellydance como de la danza árabe, y así también de otros géneros musicales menos conocidos, para que luego de haber procesado la creatividad musical que encuentro en estos otros artistas me permita seguir aprendiendo y siendo creativo, para volcarlo en mi estilo y en mi forma de diseñar y componer música. Y algo que considero muy fundamental para cualquier género musical es saber escuchar, procesar e incluso adaptar, los orígenes musicales de cada género, algo que demanda un trabajo de investigación y que contribuye no sólo al conocimiento académico del artista sino que contribuye también a potenciar su nivel de creatividad.

¿Cómo se inspira para componer cada una de sus canciones?
Todos los artistas tenemos formas muy diferentes de componer, y aunque en el mundo comercial de la música existen ya fórmulas conocidas y muy trabajadas, en lo personal trabajo mediante dos maneras: la inspiracional y la arquitectónica. La forma inspiracional está ligada a mis estados de ánimo, dependiendo de cómo me sienta en algún momento mi forma de componer lo refleja, Y eso es debido a que los picos emocionales despiertan en mí mucha sensibilidad para poder transformar mis emociones en melodías. De otra parte la forma de composición arquitectónica es una metodología propia que he desarrollado fusionando mis formas de diseño arquitectónico con mis formas de composición inspiracional, lo que me ha permitido experimentar en el campo de extraer notas musicales de construcciones arquitectónicas, algo que pude poner en práctica en varias canciones del disco para lo cual trabajé con las medidas y planos de algunos monumentos árabes para posteriormente transformarlas en notas y estructuras musicales. Esta forma de composición algo diferente será motivo para generar contenido audiovisual educativo que muestre ese otro lado creativo en mi faceta como artista. 

¿Qué es lo que más disfruta de su trabajo?
Lo que más disfruto es darme cuenta como mi trabajo musical le es útil a otras personas, algo que me permite explorar mucho mi vocación como docente para transmitir experiencias y conocimiento que he adquirido desde que la música entró en mi vida y posteriormente desde que llegué al mundo del bellydance. Ese disfrute es a la vez un reto artístico ya que mientras existan más personas a las cuales les sea útil mi trabajo y les guste, entonces habrá motivación para seguir creando música y buscando nuevas formas de llegar a más personas lo que conlleva a veces correr ciertos riesgos artísticos y estar dispuesto a realizar cosas diferentes. Y no es fácil para un artista salir de la zona de confort, pero los resultados bien lo valen. 

Última modificación: 12 de febrero de 2021